Energía

Responsabilidad Social Empresarial, nueva piedra angular de estrategias financieras

Eficiencia energética, clave para salvaguardar la capa de ozono

La complejidad creciente del mercado para las organizaciones globales, impulsada por regulaciones, competencia y disrupción tecnológica, ha llevado a que la ‘Responsabilidad Social Empresarial’ se convierta en un pilar de las estrategias corporativas.

Actualmente, los inversionistas demandan una mayor responsabilidad de las empresas respecto a su impacto ambiental y su compromiso social. Lo que hace primordial la transparencia y la toma de decisiones financieras sobre estos factores.

Según el Small Business Administration de Estados Unidos, el 40% de los gastos comerciales de las empresas son atribuidos a costos de energía. El uso de los recursos no solo resulta importante para acciones de sustentabilidad y eficiencia energética. Sino que la falta de conciencia en su uso repercute en las operaciones de las industrias y en los costos de producción.

En este sentido, tanto clientes como inversionistas han demostrado un creciente interés en los procesos sustentables y sus beneficios financieros. Por lo que, entre otras cosas, han impulsado estrategias en diferentes rubros para obtener mayores beneficios. Destacan los planes de gestión energética, que, mediante digitalización, permiten reducir gastos relacionados con el consumo y aminorar su impacto en el medio ambiente. Permitir tener mayor visibilidad y control sobre sus recursos; optimizándolos para mantenerse competitivas en sus respectivos sectores.

Te puede interesar: Schneider Electric, líder mundial en sostenibilidad por doceavo año

Además del impacto ambiental, la implementación de estrategias de negocio sustentables como la eficiencia energética, permite generar bienestar empresarial, un manejo más eficiente de los recursos humanos. Así como un impacto social positivo y el cumplimiento de nuevas normas globales. El Tratado comercial entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), por ejemplo, fue firmado con condiciones específicas de requerimientos empresariales para el impulso del crecimiento “verde”. Demostrando así la relevancia de la sostenibilidad en el ámbito empresarial a nivel internacional.

Para afrontar este escenario, que impacta directamente en el rubro financiero, el sector empresarial evalúa constantemente su huella de carbono. Mediante indicadores de desempeño que miden el impacto de sus proyectos de sostenibilidad y su relación directa con el negocio. Para tomar decisiones estratégicas sobre la asignación de capital, por el bienestar económico a largo plazo.

Mediante iniciativas de digitalización como la Electricidad 4.0 de Schneider Electric, han encontrado un camino para lograr implementar un sistema de control de emisiones que faciliten un uso más eficiente de activos. Esta solución busca unir la electricidad con la digitalización, para lograr soluciones de sostenibles, impulsando el desarrollo eléctrico en industrias, hogares y centros de datos.

Sostenibilidad

La tendencia indica que la inversión en estrategias sostenibles ha ido incrementando. De acuerdo con un estudio de Bloomberg Intelligence, los activos financieros invertidos en ESG (por sus siglas en inglés) podrían superar los 53 billones de dólares en 2025. Lo que representa más de la tercera parte de los 140.5 billones proyectados de activos bajo gestión.

La importancia de la sostenibilidad a nivel empresarial es cada vez más evidente y exigido tanto por consumidores como por inversionistas. En Schneider Electric se busca empoderar a todo el mundo mediante el aprovechamiento de energía y recursos para así unir el progreso con la sostenibilidad. Esa meta permite volver más asequible el lograr las metas de un futuro net zero con el bienestar financiero y ecológico al frente de la solución.

Related posts

Eficiencia energética, clave para salvaguardar la capa de ozono

Aldo Santillán Alonso

Schneider Electric, líder mundial en sostenibilidad por doceavo año consecutivo

Aldo Santillán Alonso

Reconocen a Bimbo por segundo año consecutivo por sus estrategias ambientales

Aldo Santillán Alonso