Energía

Smart Energy: La Revolución de la Energía

La energía inteligente (smart energy) representa una transformación revolucionaria en cómo concebimos y manejamos la energía.

La energía inteligente (smart energy) representa una transformación revolucionaria en cómo concebimos y manejamos la energía. Este nuevo modelo, impulsado por el aumento del uso de energías renovables y la integración de la tecnología, está redefiniendo el paisaje energético hacia un futuro más sostenible y eficiente.

Sin embargo, en un mundo donde los desafíos climáticos y tecnológicos están remodelando el panorama de la energía, las empresas de servicios públicos enfrentan una tarea monumental: transformar sus redes de distribución en sistemas más inteligentes y resilientes. De acuerdo con S&C Electric Company, las compañías de generación de electricidad pueden abordar esta transformación crucial. Con base en cuatro pasos fundamentales para desarrollar una red de distribución inteligente y resiliente, los cuales se mencionan más adelante.

Hacer que la red eléctrica sea aún más inteligente

Si la red eléctrica común y corriente se ha vuelto tan inteligente, ¿por qué la confiabilidad de la red estadounidense en general está empeorando? De acuerdo con Mike Edmons de S&C Electric, parte de la respuesta es que el verdadero rendimiento de la red. (El rendimiento que importa a los clientes) es un punto ciego para las compañías de electricidad.

“Muchas empresas, y sus organismos reguladores, utilizan el Índice de Duración Promedio del Sistema (System Average Interruption Duration Index, SAIDI). Sin incluir los incidentes graves como métrica principal de confiabilidad. Con esa métrica, la mayoría de las empresas de electricidad continúan haciendo un trabajo excelente para garantizar la confiabilidad de su red”.

Sin embargo, en un mundo en el que el cambio climático está provocando un aumento de los fenómenos meteorológicos extremos. No tiene sentido medir qué tan buena es una empresa a la hora de mantener la red conectada cuando el cielo está despejado. Las empresas de electricidad deben perfeccionar sus métricas principales por otras que hagan un seguimiento de todas las interrupciones del servicio. Es decir, medidas reales de resiliencia de la red que revelen lo bien que la empresa mantiene el suministro eléctrico. O bien, lo restablece rápidamente cuando se producen incidentes graves como huracanes y tormentas de nieve.

“En el mundo empresarial, es un axioma afirmar que lo que no se mide no se puede controlar. Cuando las empresas miden la resiliencia, pueden encontrar el resto de la respuesta a por qué está empeorando la confiabilidad de la red. Esa respuesta comienza con el hecho de que, desafortunadamente, la mayoría de las redes eléctricas de Estados Unidos no son lo tan inteligentes… todavía. Pero pueden serlo”, detalla el experto de S&C Electric.

Pasos para una red de distribución inteligente y resiliente

Paso 1: Asociarse con un experto en tecnología de redes inteligentes. Esta colaboración es crucial para obtener una evaluación imparcial del sistema de distribución de la empresa, desde las subestaciones hasta el borde de la red. Es fundamental contar con una perspectiva externa para identificar las brechas existentes entre la infraestructura actual y una red verdaderamente inteligente. Muchas empresas creen que sus redes son suficientemente inteligentes debido a inversiones anteriores en automatización. Pero una evaluación independiente puede revelar necesidades críticas que aún deben abordarse.

Paso 2: Actualizar la Planificación del Sistema de Distribución

Este proceso implica integrar las inversiones recomendadas en la hoja de ruta de inversión de la empresa. Para obtener la aprobación de los aumentos de tarifas necesarios para financiar estas inversiones, es imprescindible desarrollar un caso claro y convincente que muestre los beneficios tangibles para los clientes y las consecuencias de no invertir en una red inteligente.

Paso 3: Realizar Programas Piloto

Estos proyectos de prueba permiten a las empresas validar los beneficios de las nuevas tecnologías en la red. Los programas piloto exitosos son una herramienta poderosa para convencer a los reguladores y a los stakeholders de la viabilidad y necesidad de inversiones propuestas. Es importante mantener una comunicación constante con los clientes sobre los beneficios recibidos, como costos evitados y reducción de interrupciones. Sin embargo, es vital evitar la parálisis por análisis o la demora en la toma de decisiones. Los retos como el clima extremo y la ola de electrificación no esperarán a que se concluyan interminables proyectos piloto. Estos deben ser ágiles y, una vez demostrado su éxito, es necesario escalarlos rápidamente.

Paso 4: Tomar Acciones Decisivas para la Implementación de Tecnologías Probadas

La inversión en tecnologías de red de distribución inteligente probadas minimiza los riesgos, reduce los costos y acelera el proceso de creación de una red de vanguardia.

Este enfoque no solo es una respuesta a las crecientes demandas de electrificación y recursos energéticos distribuidos. Sino que también es una medida proactiva contra los crecientes desafíos climáticos.

El desarrollo de una red de distribución inteligente y resiliente es una tarea compleja que requiere un enfoque estratégico y colaborativo. Siguiendo estos cuatro pasos, las empresas de servicios públicos pueden mejorar la fiabilidad y la resiliencia de sus redes. Al mismo tiempo prepararse para satisfacer las demandas del futuro, asegurando un suministro de energía constante y seguro para sus clientes. En un mundo donde la dependencia de la electricidad solo seguirá creciendo, invertir en una red más inteligente y resiliente no es solo una opción. Sino una necesidad imperativa.

De acuerdo con S&C Electric Company, las compañías de generación de electricidad pueden transformar sus redes de distribución con base en cuatro pasos fundamentales para desarrollar una red de distribución inteligente y resiliente.

Si la red eléctrica común y corriente se ha vuelto tan inteligente, ¿por qué la confiabilidad de la red estadounidense en general está empeorando?

Lee el artículo completo aquí: Smart Energy

También te puede interesar: Construyendo un futuro más sostenible a través de la digitalización de la energía

Related posts

Producción nacional de hidrocarburos se acerca a 2.0 millones de barriles

Aldo Santillán Alonso

Industria petrolera de México se acerca a producción de 2.0 Mbd

Aldo Santillán Alonso

Schneider Electric presenta últimas innovaciones para la industria en Hannover Messe 2024

Aldo Santillán Alonso